La disputa entre clanes detrás de la llegada de Andrés Calle a la presidencia de la Cámara
25 Julio 2023 05:07 am

La disputa entre clanes detrás de la llegada de Andrés Calle a la presidencia de la Cámara

Crédito: Colprensa

Los Elías, los Besaile, el clan López-Casado y otros más confluyen en el juego de poder detrás de la llegada de Andrés Calle a la presidencia de la Cámara de Representantes y la disputa por la Gobernación de Córdoba.

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Aunque las votaciones para elegir a los nuevos presidentes del Senado y la Cámara tuvieron lugar en el Capitolio Nacional en pleno centro de Bogotá, el pulso político del pasado 20 de julio también involucró a las regiones en donde los ganadores tienen su fortín político, especialmente en el caso de Andrés Calle y el departamento de Córdoba.

La sorpresa de la jornada corrió por cuenta de la elección de Iván Leonidas Name en el Senado, por encima de Angélica Lozano e Inti Asprilla, quien se bajó de su candidatura minutos antes de la votación y criticando duramente al Gobierno. Tan solo 4 votos le dieron la victoria a Name sobre Lozano, dejando el marcador final de votos en 54 a favor del veterano político frente a 50 por la senadora verde. 

Petro tuvo que resignarse con un premio de consolación en la Cámara de Representantes. Allí, el Gobierno logró que Andrés Calle Aguas llegara a la presidencia sin grandes traumatismos y con 179 votos en la bolsa, es decir, con la oposición y los independientes a bordo. Sin embargo, la elección de Calle agitó las aguas políticas entre clanes con intereses en las elecciones de octubre.

Los Calle y el petrismo: aliados incómodos pero necesarios

En las elecciones de 2022, esta poderosa familia de Montelíbano aterrizó en las toldas petristas abiertamente. Gabriel Calle, hermano de Andrés y hoy candidato a la Gobernación, se convirtió en gerente de la campaña presidencial de Petro en Córdoba. En ese departamento, Petro obtuvo más de 300.000 votos en la primera vuelta y superó los 400.000 en la segunda, ganándole con ventaja a sus competidores. Incluso, en las consultas internas de los partidos, Petro fue el candidato más votado, por encima de David Barguil y Alejandro Char.

La llegada de los Calle a la campaña Petro Presidente se empezó a cocinar en febrero de 2022, cuando le organizaron un evento en Montelíbano al hoy presidente. Allí, Petro devolvió atenciones invitando desde la tarima a todos los asistentes a votar por la lista del Partido Liberal, a pesar de que el Pacto Histórico tenía sus propios candidatos.

"Marquen en el tarjetón de la Cámara en Córdoba el logo liberal (...) para fojar una unidad que no debe ser traicionada", dijo Petro en ese entonces.

Militantes liberales desde hace décadas, los Calle están adheridos a la facción “progresista” que se la jugó por Petro desde la campaña presidencial, así como el grupo político de Julián Bedoya, el de Guillermo García Realpe y el de Luis Fernando Velasco. Por ello, el Pacto Histórico le tendió la mano a Gabriel Calle para aspirar a la Gobernación a pesar de las dudas de ciertas facciones dentro del petrismo.

“El Pacto Histórico hace pública la decisión de construir un frente amplio para ganar las elecciones de Gobernación, el próximo 29 de octubre con Gabriel Calle Aguas, un candidato comprometido con el proceso de cambio que se viene desarrollando en Colombia", informó esa colectividad semanas atrás.

El patriarca de la familia es Gabriel Calle Demoya, hoy candidato a la Alcaldía de Montelíbano, y quien ya ganó esa elección en 2012, después de haberlo intentado en dos ocasiones anteriores. Para que la tercera fuera la vencida, Calle Demoya echó mano de su cercanía con los entonces exitosos políticos Bernardo ‘Ñoño’ Elías y Musa Besaile.

Los dos excongresistas condenados por corrupción fueron claves para que, meses después del triunfo de Calle Demoya en Montelíbano, el Gobierno destrabara el flujo de regalías hacia ese municipio, represado desde 2010 por hechos de corrupción del anterior alcalde, Edinson Rangel. Los buenos oficios de Elías y Besaile permitieron que a la tierra natal de los Calle llegaran alrededor de 110.000 millones de pesos.

Andrés Calle ha insistido en los últimos días en negar relación política alguna con el Ñoño Elías, hoy en libertad, y Musa Besaile, argumentando que su carrera política se inició cuando los ñoños ya estaban presos.

Andrés Calle y Ñoño Elías
Campaña al Congreso de 2014. Andrés Calle es el tercero de izquierda a derecha. Aparece atrás del Joche Tous, aliado tradicional del Ñoño Elías. También aparecen su hermano Gabriel Calle y Bernardo 'el Ñoño' Elías. 

"Nosotros votamos por Ñoño, lo hicimos en 2014 (...) yo trabajé con Ñoño en el Congreso de la República haciendo mis pasantías como abogado, lo conozco como un amigo, como un hombre que cometió un error y un error que ya pagó ante la justicia", dijo Gabriel Calle en una entrevista reciente al medio local La Razón.

Aún así, es difícil desligar al nuevo presidente de la Cámara de la ñoñomanía, aun más cuando, para las elecciones de octubre, nuevamente los puentes se empiezan a tender entre Gabriel Calle Aguas y la ñoñomanía. Por un lado, Julio Elías Vidal, el congresista de ese grupo político, le dio el respaldo a Calle para ser gobernador.

“Córdoba necesita más empleos, mayor, seguridad, mejor infraestructura. Córdoba pide más oportunidades, Córdoba necesita desarrollo, Córdoba merece un nuevo futuro ¡Pa'lante!", aseguró Julio Elías.

"Nuevo futuro" es el eslogan de campaña de Gabriel Calle, quien también recibió el respaldo en junio pasado de Milena Flórez, la esposa de Musa Besaile. Flórez desistió de su candidatura a la Gobernación para despejarle el camino a Calle a cambio de lograr el apoyo de ese clan para las elecciones legislativas de 2026.

"Necesitamos florecer, sin arrogancias, sin prepotencia, sin imposiciones, sin presiones, simplemente, bajo la dirección de Dios quien es el que todo lo puede y las personas de las bases populares. Definitivamente, Córdoba merece florecer, pero florecer hacia un nuevo futuro", dijo Milena Flórez.

Justamente, la presencia de Milena Flórez en el Congreso el pasado 20 de julio llamó poderosamente la atención, por darse justo cuando en los pasillos del Capitolio se ultimaban los detalles de los acuerdos para asegurarle a Andrés Calle la presidencia de la Cámara. “Estoy como invitada viendo qué pasa en nuestro país, confiando en que sea un cordobés que sea el presidente de la Cámara de Representantes (...) vengo a acompañarlo (a Andrés Calle) desde lo más profundo de mi ser”, le dijo Flórez a CAMBIO, y aseguró ser “amiga personal” del representante.

La esposa de Musa Besaile logró entrar al Congreso a pesar de las estrictas medidas de seguridad, gracias a la invitación de la representante cordobesa Ana Paola García, del Partido de la U, quien también le dio su apoyo a Gabriel Calle para su aspiración en Córdoba. Cada congresista tenía derecho a llevar un invitado a la instalación del Congreso.

Sin embargo, los Besaile tienen el corazón dividido en Córdoba. El senador John Moisés Besaile y su hermano Edwin José están subidos en la campaña de Erasmo Zuleta Bechara, quien también cuenta con el respaldo del senador liberal Fabio Amín Saleme y la representante del Partido de la U Saray Robayo Bechara.

Finalmente, la otra congresista afiliada a un clan que le tomó la mano a los Calle es la liberal Arleth Casado, esposa de Juan Manuel López, condenado por la Corte Suprema por concierto para delinquir agravado, por haber firmado el Pacto de Ralito. La familia López ha tenido poder político en Montería desde 1952 a través del movimiento Mayorías Liberales. Aunque Juan Manuel es la cabeza visible de la estructura, se dice que es Arleth quien está detrás de la maquinaria electoral, a tal punto que es considerada una ‘baronesa electoral’. Arleth también ha sido señalada de participar en la repartición de coimas en el caso de Odebrecht.

A pesar de que los López-Casado apadrinaron a Fabio Amín para llegar al Congreso de la República, Amín ha buscado emanciparse de esta estructura y lo ha podido hacer progresivamente a través de alianzas con otros clanes del departamento, como la que logró con el clan Calle para las elecciones de 2018 haciendo fórmula a la Cámara con Andrés Calle. Eso sí, la campaña para la Gobernación de Córdoba ha distanciado a Amín y a los Calle, especialmente por el apoyo de estos últimos al Gobierno Petro.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí