Tomar agua, clave para prevenir el deterioro cognitivo en los mayores de 60 años

Crédito: Freepik

18 Mayo 2024

Tomar agua, clave para prevenir el deterioro cognitivo en los mayores de 60 años

En esta columna abordo un tema que se hizo viral en estos días a través de los grupos de WhatsApp. Se trata del deterioro cognitivo en los adultos mayores asociado a la deshidratación, un tema de vital importancia para la salud pública y que merece una discusión detallada, más allá de que esté de moda.

Por: Dr. Mauricio Londoño Rodríguez

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

¿Puede la deshidratación causar desorientación y problemas cognitivos? 

Por un lado, hay cambios en la función renal relacionados con la edad, como la reducción del tamaño del riñón y alteraciones en el flujo vascular, que pueden incrementar la susceptibilidad a la deshidratación, según señalan investigaciones médicas serias (Benton, 2011). 

Además, se ha demostrado que la deshidratación afecta significativamente el funcionamiento cerebral, alterando el estado de ánimo y la cognición (Mantantzis et al. 2020). 

Así como la deshidratación afecta la salud cerebral por medio de alteraciones en la estructura y función cerebral, estudios recientes han explorado cómo el aumento del consumo de agua mejora el equilibrio de la glucosa, un factor esencial para la función cerebral y el rendimiento cognitivo (Clark et al. 2013).

Es por esto que es tan importante hidratarse de manera adecuada para preservar la función cognitiva y promover la salud general, muy especialmente cuando tenemos 60 años o más. 

¿Qué pasa si no le da sed?

Con el envejecimiento, los cambios fisiológicos pueden llevar a una respuesta atenuada a la sed, lo que reduce la conciencia sobre la hidratación y disminuye la sensación de sed (Beck et al., 2021). Este declive en la percepción de la sed puede aumentar el riesgo de deshidratación, y por eso es necesario que los adultos mayores estén atentos a beber líquidos constantemente.

Tomar agua, clave para prevenir el deterioro cognitivo en los mayores de 60 años
Con el envejecimiento se reduce la conciencia sobre la hidratación. Por ello, es importante ser proactivo en el monitoreo de la ingesta de líquidos. Foto: Freepik. 

 

Basado en la mejor evidencia disponible, le comparto cinco acciones prácticas que le ayudarán a mantenerse hidratado:

 

  1. Beba al menos ocho vasos de agua al día, aproximadamente el equivalente a dos litros de líquido (Volkert et al. 2019).
  2. Incluya en su dieta alimentos ricos en agua, como frutas y verduras, para aumentar de manera natural y saludable la ingesta diaria de líquidos.
  3. Establezca recordatorios u horarios específicos para tomar agua a lo largo del día y mantener una hidratación constante.
  4. Use aplicaciones móviles o dispositivos de seguimiento de la ingesta de líquidos para monitorear y registrar la cantidad de agua consumida diariamente.
  5. Prepare infusiones de hierbas o frutas para variar el sabor del agua y hacerla más atractiva.

Estas acciones prácticas, respaldadas por la evidencia, pueden ayudar a los adultos mayores a mantenerse efectivamente hidratados.

¿Cómo saber si una persona está deshidratada?

Las señales puntuales que indican que una persona está deshidratada, según la evidencia científica (Prisco et al. 2020): 

  1. Disminución de la elasticidad de la piel. 
  2. Tiempo de relleno capilar superior a dos segundos. (Este tiempo se mide ejerciendo presión firme sobre la uña del índice derecho).
  3. Aspecto enfermizo. (La persona luce pálida y/o demacrada).
  4. Ausencia de lágrimas. 
  5. Patrón anormal de respiración. 

Si identifica una o varias de estas señales en una persona es necesario intervenir y rehidratarla de manera adecuad.

Hidratarse es vital en todas las etapas de la vida

Es crucial mantener una adecuada hidratación en diversas etapas de la vida para garantizar el funcionamiento óptimo del cuerpo. Durante la infancia, la hidratación es fundamental para el crecimiento y desarrollo adecuado, así como para mantener la salud general.

En la adolescencia, una hidratación adecuada es esencial para apoyar el aumento de la actividad física y el desarrollo muscular. En los adultos, la hidratación juega un papel crucial en el mantenimiento de la salud cardiovascular, la regulación de la temperatura corporal y el funcionamiento cognitivo. En la vejez, la hidratación adecuada es fundamental para prevenir la deshidratación, la cual puede agravar condiciones de salud preexistentes y contribuir al deterioro cognitivo.  

Para mantener una hidratación adecuada es importante considerar varias variables, como la edad, el nivel de actividad física, las condiciones climáticas, la salud general, el tipo de alimentación y la presencia de condiciones médicas que puedan aumentar la necesidad de líquidos. Además, factores como la exposición al sol, la temperatura ambiente, la humedad, y el consumo de alcohol y cafeína también pueden influir en los requerimientos de hidratación de una persona.  

La importancia de monitorear el color de la orina

Basados en la evidencia médica existente, aquí también comparto cinco recomendaciones prácticas para que un adulto pueda monitorear su estado de hidratación a través del color de la orina:

  • Utilice la escala de color de la orina: La escala de color de la orina es una herramienta práctica para evaluar la hidratación. Colores más claros, como el amarillo pálido, indican una buena hidratación, mientras que colores más oscuros, como el amarillo intenso, pueden ser señal de deshidratación (Perrier et al. 2017).  
  • Compare el color de su orina con la escala de referencia: Mantenga una referencia visual de la escala de colores para poder comparar el color de su orina y determinar su nivel de hidratación de manera más precisa (Perrier et al. 2017).
  • Apúntele al amarillo claro: Procure mantener un color de orina que sea amarillo claro, lo cual suele ser indicativo de niveles adecuados de hidratación (Perrier et al. 2017).
  • Beba más agua si su orina tiene un color intenso: Si su orina tiene un color oscuro puede ser un signo de deshidratación. En tales casos, aumente su ingesta de agua  (Perrier et al. 2017).
  • Monitoree los cambios en el color de la orina a lo largo del día: Dado que los niveles de hidratación pueden fluctuar, es importante monitorear los cambios en el color de la orina a lo largo del día para garantizar una hidratación consistente (Athanasatou et al. 2019).

Escala de color de la orina

La hidratación es clave para la salud de su cerebro

El deterioro cognitivo es la reducción de habilidades mentales como la memoria, la concentración y el razonamiento. La deshidratación puede empeorar estas funciones, incluso levemente. La atención, la memoria inmediata y la toma de decisiones pueden verse afectadas y esto podría llevar a un deterioro cognitivo temporal.

Es por esto que la evidencia científica resalta la importancia de mantener niveles adecuados de hidratación para prevenir el deterioro cognitivo y promover el bienestar general en los adultos mayores. 

Esta información es vital, más allá de que sea la tendencia del momento. Lo invito a compartir esta columna en sus grupos de WhatsApp y recuerde que, ante cualquier duda o situación médica, siempre es importante consultar un profesional experto que pueda orientarlo de la mejor manera. La mejor medicina siempre será la preventiva.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí