MALLARINO AL BATE
22 Mayo 2022

Caminando por la décima

MALLARINO AL BATE

Al cumplirse dos años de la sección Caminando por la décima, Víctor Mallarino celebra la ocasión con unos versos de homenaje a sus compañeros. No contento con ello, se despacha líricamente con comentarios sobre recientes sucesos de la actividad preelectoral. Al bate, vate...

Bodas de algodón
Implacable el tiempo avanza.
Ya cumplidos los dos años,
reviso los entrepaños
y son, entre chiste y chanza,
trescientas veinte a la panza:
las del maestro Pompilio,
nuestro faro, nuestro auxilio,
y esa nostalgia feliz
de la virtuosa Beatriz
que enriquece este concilio.

Nuestra lírica coral
acoge a María Cristina
que en la primera le atina
con estro agudo y actual.
Cantaremos al final
de otro año Tuturumaina
y si el ánimo no amaina
llegará ese día feliz
en que al ácido Don Luis
por fin le salga la vaina.

Todos en el suelo
Pide la Constitución
al público funcionario
reservarse el comentario
político en elección.
Hubo más de una infracción
y se revolvió el caldero.
Pero sancionó a Quintero
Margarita solamente:
general y presidente
quedaron entre el tintero.

A desalambrar
Se colaron unos manes
y en un balastro instalaron
un micrófono y grabaron
de Federico sus planes.
Después de tantos desmanes
y tras semejante drama,
trasnochados, en piyama
y con barba de tres días,
preguntaban los espías:
“¿Para qué si no hay programa?”

La pacha y el pelotón
Es la “pacha” un componente
que lleva la bicicleta
bien engrasada y discreta
para mover finamente
cada disco y cada diente.
Al ascender la ladera
el ciclista, a su manera,
maneja la transmisión
y elige la relación
más conveniente y ligera.

Si el pelotón lo secunda
no pone el cambio en primera,
con buena cadencia espera
que llegue el triunfo en segunda.
Y si en esta barahúnda
el pelotón se le agacha
pues se le acaba la racha,
se emberraca, se envenena,
se le zafa la cadena
y a la final los despacha.

Petrificada
Vicky, en entrevista a Petro,
dio otro giro sorprendente,
muy ecuánime y prudente
le hablaba a menos de un metro
estacionada y en retro.
Al tener frente a mi vista
tan atípica entrevista
sin agresión ni desorden
pregunto: ¿quién dio la orden?
¿Alguien tiene alguna pista?

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO