Los tres mosqueteros
10 Julio 2022

Sebastián Nohra

Los tres mosqueteros

Los tres mosqueteros es una célebre novela del escritor francés Alex Dumas, escrita en 1844. Dumas recrea la Francia del siglo XVII a través de la vida de tres mosqueteros, los miembros de la guardia imperial del rey. Ellos eran Porthos, Aramis y Athos. Pues bien, casi dos siglos después, se me ocurren algunos rastros de este relato para hermanarlos con Daniel Palacios, Felipe Córdoba y Luis Alberto Rodríguez. Ellos no son miembros de una guardia imperial porque acá no hay rey, pero sí defensores élite de este gobierno. 

Uno pereirano y dos otros vallenatos. Hombres jóvenes, ambiciosos como pocos, compinches, amigos del lujo y los privilegios estatales, son nuestros “tres mosqueteros”. 

En la intimidad de esta investigación de “El saqueo a la paz” tuve que conocerlos y averiguar bien cómo se manejan (advierto que sobre Daniel Palacios y Felipe Córdoba no he dicho nada ni tengo nada que los vincule directamente con el entremado). Aunque sí es cierto que Córdoba es íntimo de Rodríguez y dos de sus contralores, que trajo en la ampliación a la Contraloría en 2020, Juan Carlos Gualdrón y Aníbal Quiroz, están directamente implicados. 

Ellos dos y Luis Alberto Rodríguez, todos herederos políticos y muy cercanos a Córdoba, están en la lista de elegibles a la Contraloría. Todo esto, ya es suficiente para que el contralor haya salido a dar respuestas a varias preguntas que tenemos. Pero a mí, como a varios medios, me ha dicho que no. Sé que no tiene intención de hablar y que al igual que un mosquetero vallenato, el plan es el enroque para ensuciar a Archila y dejarlo solo. Sé de muy buena fuente que ese es el plan y así trabajarán. Le están ofreciendo a periodistas “basura” contra Archila para desviar a la opinión.

No se dejen engañar, la brújula apunta a la Dirección de Planeación y a miembros de la Contraloría. A Archila se le puede recriminar mayor agilidad para denunciar lo que oyó, pero está limpio. Lo sé. Varios alcaldes me lo dijeron: “Ese señor es decente”.

Los tres mosqueteros durante este gobierno han sido parte del sostén detrás del poder. Su amistad y complicidad han sido el enlace con el legislativo y, sobre todo, con  las regiones y la bancada costeña. Son tipos que los encandiló el poder. Sufrirán de abstinencia porque en su vida serán mas poderosos. En semanas bajarán a la tierra y serán otra vez mortales. De lejos, contemplarán las murallas del castillo que habitaron, con nostalgia. 

Más Columnas