RUSIA SÍ, PUTIN NO
6 Marzo 2022

Caminando por la décima

RUSIA SÍ, PUTIN NO

Un poeta espontáneo que solo se quiso identificar como el Decimero Potemkin nos envió los siguientes versos con los que pretende diferenciar al gran pueblo ruso del presidente Vladimir Putin, invasor de Ucrania y causante de una guerra sangrienta.

De Rusia con pavor

Puedo gritarlo por fin:
señores, yo me rehúso
a vetar todo lo ruso
por culpa del tal Putín.
Mi paladar es afín
al de los antiguos zares
en la mesa y en los bares:
amo el vodka con caviar 
y con blinis, como el zar,
y adoro los samovares. 


¿Rechazar la perra Laika
por culpa de este sujeto?
¿Perderle todo respeto
a la dulce balalaika 
y a una gran cultura arcaica? 
¿Y qué haremos con los nombres
de mujeres y de hombres
que aquí se usan y usarán?
Vladimir, Sonia e Iván 
(como Duque, no te asombres).


Soy hincha de Catalina
la Grande, la emperatriz
que nunca tuvo un desliz
en el trono y la cocina...
“Y en la cama era divina” 
sostiene la historia hoy.
Admirador firme soy
de Pushkin y de Fedor 
(Dostoievski, sí señor) 
y me rindo ante Tolstói.


¿Coros? De los barqueroski;
Nureyev para el ballet;
de Stroganoff el filet;
y entre músicos Chaikosvki,
Rajmáninos y Musorgski. 
En el fútbol, Lev Yashin, 
discípulo de Lenín
al que apodaban la Araña;
a él le hicimos, vaya hazaña,
cuatro goles de postín.


Pero olvidemos, les ruego, 
lo que pasó en ese juego
y hablemos de aquel maestro
que incendiaba el piano diestro
con su Pájaro de fuego.
Grandes poetas los rusos. 
Leyendo versos difusos
aquí vino Yevtuchenko,
simpático y algo renco
y dejó a todos ilusos. 


Habrá que ser extremista
para rechazar lo ruso
por un presidente obtuso,
chiflado e imperialista.
Mientras Ucrania resista 
y no caiga ante la rosca
que tras los tanques se embosca,
debemos diferenciar
a este cosaco vulgar
y a su patria, gran matroschka.

Más columnas en Los Danieles

Contenido destacado

Recomendados en CAMBIO