Yohir Akerman
12 Noviembre 2023 03:11 am

Yohir Akerman

El alcalde ruso está inhabilitado

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp
Cambio Colombia

Una de las sorpresas más grandes de estas elecciones se dio en Tunja, cuando el profesor de origen ruso Mikhail Krasnov ganó la alcaldía de la capital de Boyacá. Pero la realidad es que la sorpresa mayor es que el profe, como le gusta que le digan, está inhabilitado para el cargo por el que fue elegido, ya que ha sido contratista de la ciudad en el último año. 

Vamos por partes, como abriendo una matrioska rusa. 

Krasnov nació en la desaparecida Unión Soviética y estudió en la Alemania Oriental de la época. Según su hoja de vida es economista y sociólogo con múltiples títulos académicos, incluyendo un doctorado en sociología económica y demografía. 

Su llegada a la capital de Boyacá se dio a través de un intercambio estudiantil con el objetivo de aprender español. Desde entonces se ha sentido a gusto en Tunja, ciudad donde ha vivido los últimos 15 años.

El señor Krasnov fue elegido con 27.330 votos, es decir el 31,5 por ciento de la votación de la capital de Boyacá. Se presentó a las elecciones avalado por el partido político La Fuerza de la Paz, colectividad fundada por Roy Barreas, exsenador y actual embajador de Colombia en el Reino Unido.

Recordemos que el 4 de mayo de este año, el Consejo de Estado anuló la elección de Barreras por doble militancia, al comprobarse que el entonces presidente del Congreso por el Pacto Histórico, incumplió con su deber de renunciar a su curul 12 meses antes de la fecha de las inscripciones para las elecciones legislativas de 2022. En ese entonces fue también senador, pero por el Partido de la U. Es decir que no hizo a tiempo la voltereta partidista o el giro en la montaña rusa, para acoplar mejor con esta historia. 

Pues parece que el problema no es solo de Barreras. Y aunque el profe Krasnov se había enorgullecido de su rol como académico en Tunja, distanciándose de la política hasta ahora, su papel como académico es lo que lo va a terminar inhabilitando de la política. Me explico.

El alcalde electo ha sido contratista, como catedrático de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC, dictando principalmente alemán y ruso con el Instituto Internacional de Idiomas de esa entidad estudiantil. 

El pasado 27 de octubre, el rector de la UPTC, Enrique Vera, se refirió en entrevista con Caracol Radio sobre, en ese momento, el candidato a la Alcaldía de Tunja por el partido La Fuerza de la Paz. En específico sobre una acusación que establecía que lo habían visto haciendo campaña y proselitismo dentro de la institución.

“Este año él no figura en las bases de datos como docente, antes del 2023, en el 2021, 2022 en diferentes épocas ha tenido contratos de docente ocasional de tiempo completo de dos meses, un mes y catedrático, principalmente del Instituto Internacional de Idiomas y creo, de una maestría en Derecho o algo así que dictó una cátedra, pero no de esos docentes ocasionales de 11 meses o de tiempo completo, sino por fechas muy cortas”, dijo el rector.

Pues bien. Ahí vienen los elementos interesantes descubiertos por el equipo de esta columna en Boyacá, que constituyen una violación de la ley por parte del señor Krasnov.

Según la base de datos de la UPTC, el profe ruso ha firmado cuatro contraticos por prestación de servicios con esa universidad en el año 2022. El primero, el número 1064, firmado el 1 de julio, con una vigencia de 29 días por un valor de 4.481.400 pesos, con el objeto de dictar tres cursos de idiomas, alemán y ruso, para un total de 120 horas, “dirigido a los estudiantes, administrativos y docentes de la universidad”.

El segundo, el acuerdo número 1665, que se firma el 13 de septiembre del 2022, con terminación el 11 de octubre del mismo año, por 6.131.200 pesos con el mismo objeto, esta vez para tres cursos de 40 horas cada uno, con un total de 160 horas. 

Yohir

Acá se pone complicado, entonces pongan atención a las fechas. El tercer contrato, el número 1953, firmado el 28 de octubre del 2022 y finiquitado el 25 de noviembre del año pasado, tiene el siguiente objeto: “Servicios profesionales, para el desarrollo de los programas de extensión, dictando cuatro cursos de idiomas (alemán y ruso), cada uno de 40 horas, para un total 160 horas, dirigido a los estudiantes, administrativos y docentes de la UPTC, sede Tunja”.

Finalmente está el contrato No. 2302, suscrito el 6 de diciembre de 2022 con la UPTC, cuyo objeto era “servicios profesionales de un magister en economía para la capacitación en revisión de documentos y redacción de los artículos científicos en inglés y alemán dirigido a estudiantes del semillero del grupo de investigación Soecol, grupo de investigación adscrito al centro de investigación y extensión Cenes de la facultad de ciencias económicas y administrativas en Tunja”. 

Este último acuerdo se firmó por 25 días, es decir con terminación el 30 diciembre del 2022 por un valor de 8.129.040 pesos. Pero lo importante en este contrato, y en el anterior, no son los valores sino sus fechas. Pongámonos la ruana leguleya por un momentico, ya que en estos temas el diablo está en los detalles. 

Según los artículos 37 de la Ley 617 de 2000, que modificó el artículo 95 de la Ley 136 de 1994, constituye una inhabilidad para ser alcalde, la celebración de contratos, cuando se cumple con tres requisitos. Vamos a esos. 

El primero es que sean contratos con entidades públicas de cualquier nivel, que se hayan suscrito dentro del año anterior a la fecha de la elección. El segundo es que sean en interés propio; y el tercero es que deban ejecutarse o cumplirse en el respectivo municipio para el cual se pretenda aspirar como candidato a la alcaldía. 

Incluso el Consejo de Estado se ha pronunciado sobre el tema en la sentencia del 3 de febrero de 2006, en el expediente 3867, en la que sentó jurisprudencia, al precisar el alcance diciendo que: “Lo que constituye causal de inhabilidad es la intervención en la celebración de contratos y no su ejecución”. Es decir, que se configura la inhabilidad con la simple celebración del acuerdo, sin importar si se ejecutó o no.

Sigamos abriendo las matrioskas rusas para llegar al fondo del tema. De acuerdo a la página del Ministerio de Educación, la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC, es un ente universitario autónomo, de carácter nacional y público. Repitamos, de carácter nacional y público, con sede y domicilio principal en Tunja y sedes seccionales en Duitama, Sogamoso y Chiquinquirá.

Centrémonos en los contratos 1953 y 2302 firmados por esta entidad pública, debidamente ejecutados, y donde es claro y evidente que fueron en interés propio del señor Krasnov, lo que constituye el primer requerimiento de inhabilidad. 

En cuanto al segundo elemento, como dijimos, el acuerdo 1953 se firmó el 28 de octubre del 2022 con terminación el 25 de noviembre del mismo año. Es decir que acá se salvó el señor Krasnov de la inhabilidad por un día, ya que su elección como alcalde de Tunja, se dio el 29 de octubre de 2023. 

Pero no ocurre lo mismo en el acuerdo 2302, que se suscribió el 6 de diciembre de 2022. Este dato es clave puesto que, a la fecha de su elección, no habían transcurrido sino 10 meses y 23 días de la firma del contrato y la ley requiere que sea un año. Es decir que se constituye ese requerimiento. 

Yohir

El tercer elemento también se compone ya que todos los contratos, y ese en específico, dicen expresamente que se firmaron para clases en la sede de Tunja y el profe ruso fue elegido alcalde de la misma ciudad. Esto implica que la inhabilidad contenida en la ley está manifiesta en sus tres condiciones. 

Pero el tema no para ahí. Volvamos a la entrevista que dio el rector de la UPTC a Caracol Radio. El señor Vera mencionó un derecho de petición que recibió la universidad donde se solicitaba información de los diplomas del candidato. “En respuesta a un derecho de petición pudimos confirmar que los únicos títulos que están en su hoja de vida son de economista, uno de economista que hizo en Rusia y lo convalidaron como economía en Colombia (…) Las maestrías y el doctorado, no, de eso no tenemos ninguna información en la universidad”. Cual ruso haciéndose el gringo, pero eso puede ser tema de otra investigación. 

El rector de la UPTC terminó aclarando que actualmente el profe no tiene contratos con la universidad. “Mikhail Krasnov no ha tenido ninguna relación con la universidad en todo el año. (…) el último fue en diciembre 31 de 2022, ahí terminó el contrato”. Pero después de la investigación de esta columna, parece que, por ese mismo contrato, ahí también terminó su alcaldía que no ha empezado.  

@yohirakerman; [email protected] 

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí

Más Columnas